Ayuno Intermitente y Navidad, Una Buena Combinación

ayuno intermitente navidad perdida de peso
Ayuno Intermitente y Navidad, Una Buena Combinación

Ayuno intermitente y Navidad, una buena combinación para vivir los eventos de fin de año, disfrutando cada comida y cuidándonos de los malestares por posibles excesos…

Ayuno intermitente para compensar o para desintoxicar

Con solo pensar en fin de año, sabemos que las celebraciones en México están a la orden del día… 

Muchos de esos eventos son una clara invitación a comer, los menús para estas ocasiones especiales son muchas veces atractivos y difíciles de evitar; no solo es la cena de Navidad sino que desde antes, las posadas y las despedidas de año con amigos, son parte del combo.

Así las cosas, tu cuerpo va a necesitar desintoxicarse entre comida y comida y la opción del ayuno intermitente puede ser un buen plan.

Esto no significa que tengas un atracón y luego te castigues, el ayuno si puede “compensar” pero más aún puede ser útil para dar un respiro a tu cuerpo de tantas comidas que se antojan durante las festividades decembrinas. 

De igual manera, el Ayuno intermitente no debe pensarse solo como una práctica esporádica sino como un estilo de alimentación habitual, una nueva forma de comer que puedas adaptar a tu vida y cuya prioridad sea el cuidado de la salud. 

Esto se trata de aprender a comer y aprender a ayunar…

Facilidades del Ayuno Intermitente

La elección de este tipo de práctica a la hora de alimentarse puede verse favorecida por: 

Su flexibilidad: ya que puede hacerse en cualquier momento y en cualquier lugar. 

Su costo nulo: ya que no necesitas dinero para hacerlo, simplemente dejas de comer. 

Su adaptabilidad: lo puedes adaptar a tus rutinas, tú eliges cuánto tiempo ayunas y cuándo. 

Su simplicidad: no necesitas ser experto ni seguir complejas indicaciones para hacerlo. 

Su conveniencia para ahorrar tiempo: el ayuno no requiere de tu tiempo, no necesitas dedicarle horas.

 

Planea tu ayuno intermitente 

Como te comentamos en otros post, hay varios métodos para practicar el ayuno intermitente, es importante aprender a identificar el sistema adecuado para ti; entre ellos encontramos: 

Método 16/8: comes en el lapso de 8 horas y las 16 restantes ayunas.

Método 5:2: comes normal 5 días de la semana y 2 días ayunas; en esos dos días de ayuno, se permite comer 500 calorías por día, en cualquier momento del día.

Ayuno de días alternativos (ADF): relacionado con el anterior, consiste en tener días de “ayuno” con 500 calorías no solo dos veces por semana, sino cada dos días. 

La ventaja de hacer el ayuno intermitente es que puedes ponerlo en práctica cuando lo prefieras; quizás una opción puede ser planear tu alimentación durante todo el mes de Diciembre y de esa forma aprovechar a cuidarte, disfrutar tus eventos y obtener los beneficios del ayuno.

Sin embargo, si eres novato en el tema, lo ideal sería que comiences a incursionar desde ahora, así evitas posibles malestares propios del cuerpo que debe acostumbrarse a una nueva modalidad de alimentación.

No te asustes que el ayuno intermitente no es algo malo o inusual, simplemente tu cuerpo debe aprender a comer diferente y eso puede ocasionar (no necesariamente) algún tipo de malestar; si lo piensas bien, cada vez que no estas comiendo, estas ayunando intermitentemente...

Posibles efectos secundarios del ayuno intermitente

Los posibles efectos secundarios de un ayuno intermitente no prolongado, son por lo general muy leves y reversibles con el solo hecho de volver a comer. 

Una aclaración importante aquí es que si deseas realizar un ayuno prolongado, de 24 horas o más, es necesario tener un protocolo adecuado y evitar impactos no deseados en tu cuerpo. 

Considerando lo anterior, algunas molestias producto del ayuno intermitente pueden ser: 

Hambre, es la consecuencia más obvia; hay diferentes tips para superarlo, por ejemplo si se coordinan las horas de ayuno con las horas de sueño, es más fácil no padecerlo. Además, recuerda que durante el ayuno puedes ingerir café y/o té, lo que alivia la sensación de hambre.

Estreñimiento, otra consecuencia lógica del ayuno ya que se está ingiriendo menos comida; para evitar este tipo de molestias, es bueno prestar atención al tipo de comida, la variedad de alimentos ricos en fibra por ejemplo, puede ayudar.

Mareos y Dolores de Cabeza, son propios de la menor cantidad de alimentos que comes; normalmente desaparecen con el tiempo ya que el cuerpo se acostumbra a la nueva manera de comer. 

Acidez y calambres, en este caso deberás considerar los alimentos que estas ingiriendo y consultar al médico de ser necesario. 

Como se puede apreciar en esta pequeña lista, los efectos secundarios no son de gravedad en la práctica del ayuno intermitente no prolongado; si surgen otros efectos secundarios y el malestar persiste aún después de retomar la alimentación normal, debe recurrir a su médico. 

¿Quién NO debería ayunar?

Es verdad que cada uno decide cómo y cuándo alimentarse, pero cuando se trata de incorporar el ayuno intermitente como una práctica  alimenticia de rutina, hay ciertas personas que no deberían realizarlo o si lo hacen, deberían hacerlo con un sistema adecuado. 

Algunos de los casos en que No se debe hacer ayuno intermitente son:

Quienes tienen peso insuficiente (IMC <18,5) o tiene un trastorno alimentario como la anorexia.

Mujeres embarazadas, ya que necesitan nutrientes adicionales para el bebé en gestación.

Mujeres en periodo de lactancia materna, necesitan nutrientes adicionales para su hijo.

Personas menores de 18 años, ya que necesitan nutrientes adicionales en esta etapa de crecimiento.

Hay otros casos en los que probablemente pueda ayunar, pero requiere de un protocolo personalizado, adecuado a su condición:

Si tiene diabetes mellitus tipo 1 o tipo 2.

Si toma medicamentos recetados.

Si tiene gota o ácido úrico alto.

Si tiene alguna afección médica grave, como enfermedad hepática, renal o cardíaca.

Recuerda que el ayuno intermitente no es una dieta, es una nueva forma de alimentarse, una práctica habitual que, haciéndola bien y con un adecuado y personalizado sistema, traerá mejoras a tu vida y tu salud.