Vitamina B12, Nutriente Esencial para tu Cuerpo

calidad de vida longevidad
Ayuno intermitente Vitamina B12

 

Como ya viene siendo habitual en nuestros posts, además de hablar de Ayuno Intermitente y los importantes beneficios que tiene para nuestra salud, también abordamos algunos temas de interés que contribuyen en este camino hacia una Vida Saludable.

En tiempos donde hay altos índices de obesidad que conviven con elevadas tasas de desnutrición, la alimentación es todo un reto y aprender a comer se vuelve cada vez más importante.

Quizás tengas la idea de que tú y tu familia comen muy bien, pero vale la pena replantearse si no caemos en el error de estar sobrealimentados, pero tener déficits nutricionales importantes, debido a una alimentación basada en productos industrializados, aceites, azúcares, entre otros productos procesados.

En ese contexto, aprender sobre las vitaminas y sus beneficios es buena opción…

La Vitamina B12, es parte del complejo B, una serie de nutrientes muy necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo y cuya baja disponibilidad en el cuerpo genera en principio una baja energía, cansancio, pero puede impactar en otros los procesos vitales.

 

¿Por qué es importante la Vitamina B12?

La Vit B12 es un micronutriente esencial de origen animal, su carácter de esencial nos indica que no lo produce nuestro cuerpo por lo que debemos obtenerlo mediante el consumo de alimentos y/o suplementos.

Es de gran importancia para nuestro organismo ya que cumple funciones vitales como ayudar a mantener la salud de las neuronas y la sangre (formación de glóbulos rojos que transportan oxígeno al cuerpo), además, contribuye a la formación del ácido desoxirribonucleico (ADN), el material genético presente en todas las células.

El cuerpo absorbe la vitamina B12 de los alimentos en un proceso que consta de dos etapas, en primer lugar, luego de la ingesta del alimento, el ácido clorhídrico del estómago separa la vitamina B12 de la proteína a la que está unida.

El segundo paso es cuando la vitamina B12 liberada se combina con una proteína producida en el estómago, denominada factor intrínseco, y el organismo las absorbe juntas.

Aquí hay algunas variantes como el caso de la vitamina B12 de los suplementos dietéticos la cual no está unida a la proteína por lo que no se produce el primer paso, pero si debe combinarse con el factor intrínseco para su absorción. Fuente 

 

Déficit de vitamina B12

Podemos hablar de distintas situaciones que llevan a que una persona presente déficit de vitamina B12, la más obvia podría ser el no consumo de los alimentos que proveen esta vitamina, caso de personas con alimentación vegetariana o más frecuente en aquellas personas veganas que no consumen ningún producto proveniente de animales.

Otra de las causas de déficit de este nutriente esencial es por problemas de absorción, aquí pueden presentarse casos de cirugías gástricas que reducen el tamaño del estómago, casos de gastritis atrófica, casos de trastornos estomacales y del intestino delgado, como la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn, con problema en generar ácido clorhídrico y factor intrínseco.

Sumado a ello, tenemos personas con anemia perniciosa, una enfermedad autoinmune que impide que se pueda producir el factor intrínseco, lo que ocasiona problemas para absorber la vitamina B12 tanto de los alimentos como de los suplementos dietéticos. Es necesario suministrarla por inyecciones.

Asimismo, no es novedad que con la edad el cuerpo recienta algunas de sus funciones y deje de ser tan eficiente; en lo que respecta al tema que estamos abordando, hay datos que revelan que entre un 3 % y un 43 % de los adultos mayores presentan deficiencia de B12.

Dicha situación puede deberse a que los adultos mayores no producen suficiente ácido clorhídrico en el estómago que le permita absorber la vitamina B12 de los alimentos, lo que hace necesario que personas mayores de 50 años deben consumirla de fuentes como alimentos fortificados o suplementos dietéticos.

Por último, hay que considerar también casos de embarazadas y las mujeres en período de lactancia, más cuando son vegetarianas o veganas, y sus niños mientras no consuman alimentación complementaria.

¿Cómo identificar el déficit de B12?

Para identificar la falta de B12 es preciso tener un control médico adecuado y hacer estudios específicos ya que la mayoría de los síntomas, relacionados con el déficit, son los mismos que en otras condiciones o enfermedades.

Los síntomas que se dan por falta de B12 pueden ser: piel pálida, palpitaciones, pérdida del apetito, pérdida de peso e infertilidad, anemia Megaloblástica (los glóbulos rojos no maduran), cansancio, debilidad, estreñimiento, hormigueo en manos y pies, síntomas neurológicos, falta de memoria, equilibrio, depresión, confusión, demencia y ulceraciones en la boca o la lengua, etc.

En caso de presentar varios de esos síntomas, es buena idea consultar con tu médico.

¿Qué pasa si tenemos déficit de vitamina B12?

Como mencionamos al comenzar este post, la B12 es muy importante ya que interviene en procesos de gran impacto para nuestro cuerpo, entre ellos, participa en la formación de ADN y la formación y maduración de glóbulos rojos, también es esencial para la preservación de la vaina de la mielina alrededor de las neuronas y para la síntesis de neurotransmisores, siendo necesaria para el buen funcionamiento neurológico.

Esto indica que ante la falta del nutriente puede ocasionar un impacto negativo en cualquiera de las funciones mencionadas,

Por otro lado, los déficits de esta vitamina están asociados con una inflamación crónica del estómago (gastritis atrófica), que puede contribuir a un síndrome de malabsorción autoinmune de la vitamina B12 llamado anemia perniciosa. Tal condición lleva a un deterioro de la absorción de B12 que puede ser causa de una anemia megaloblástica y desordenes neurológicos.

Igualmente, otra de las razones para evitar los déficits de la vitamina B12 es que dicho nutriente junto con la B6 y el ácido fólico, B9, descomponen la homocisteína (un tipo de aminoácido, una sustancia química que el cuerpo utiliza para producir proteínas) y la transforman en otras sustancias que el cuerpo necesita.

Gracias a esa interacción debería quedar muy poca homocisteína en el torrente sanguíneo; en casos de niveles de homocisteína altos en la sangre, puede presentarse enfermedad del corazón o un trastorno hereditario poco común. Asimismo, la depresión y la osteoporosis han sido ligadas a una disminución del estado de la vitamina B12 y niveles elevados de homocisteína. Fuente 

 

¿Cuánto necesitamos consumir de Vitamina B12?

Según un informe de National Institute of Heald, el cuerpo almacena entre 1.000 y 2.000 veces la cantidad de vitamina B12 que se suele ingerir en un día, es por eso por lo que los síntomas por deficiencia de vitamina B12 pueden tardar varios años en manifestarse.

Pero vale aclarar que la B12 es una vitamina hidrosoluble, es decir que se disuelve en agua y se elimina fácilmente por orina.

Las necesidades de B12 para cada persona van a depender de la edad, puedes checar aquí cuál es la tuya. También influye el embarazo y la lactancia.

No obstante, considerando que con el aumento de la edad y ante eventuales problemas de salud, hay riesgo de que nuestro organismo disponga de este nutriente esencial, lo ideal es prestar atención a la ingesta de alimentos que nos proveen B12.

Fuentes de Vitamina B12

Este nutriente lo encontramos alimentos de origen animal y en alimentos fortificados con vitamina B12 agregada; por el contrario, los alimentos de origen vegetal no aportan B12. También se adquiere por suplementos.

Opciones como las almejas y el hígado de res son de las mejores fuentes de vitamina B12. Pero también encontramos este nutriente en alimentos como pescado, carne, carne de aves, huevos, leche, sumado a los productos fortificados con B12.

 

Complejo B, un Plus para tu salud

Así como la B12 cumple un rol importante para nuestro organismo, no debemos olvidar otras vitaminas del complejo B como:

B1, importante para la circulación, la producción de energía y otras funciones nerviosas. La encuentras en carne de cerdo, germen de trigo, etc.

B2, es relevante para la salud ocular, para mantener la piel y mucosas sanas, se necesita para formar glóbulos rojos. La encuentras en carne de res, champiñones.

B3, ayuda a metabolizar las grasas, necesaria para la producción de ATP (energía), su déficit puede llevar a acumular colesterol y triglicéridos, etc. La encuentras en pollo, lentejas, etc.

B1, B2 y B3, son importantes para la producción de energía ya que extraen esa energía de los alimentos.

B5, sirve para sintetizar colesterol, además ayuda a regular el cortisol, acelera la cicatrización de heridas y su déficit esta relacionado con la mala memoria, aparición de signos del envejecimiento en la piel. La encuentras en pescado, aguacate, etc.

B6, participa en el metabolismo de los aminoácidos, la producción de glóbulos rojos y la creación de neurotransmisores. La encuentras en garbanzos, salmón, etc.

B7, esencial para metabolizar carbohidratos y las grasas y regula la expresión genética. La encuentras en huevos, queso, salmón, etc.

B9 o ácido fólico, ayuda a la producción de glóbulos rojos y blancos, repara el ADN, la división celular, metabolizar aminoácidos. La encuentras en frijoles, verduras de hoja verde, hígado.

 Si quieres sumar más conocimiento, nuestro post sobre Vitamina C te puede interesar...

Asegúrate de que tu dieta tenga una amplia variedad de alimentos que aporten nutrientes, este post puede servir de guía…