¿El Café y Té Rompen el Ayuno?

ayuno intermitente calidad de vida
¿El Café y Té Rompen el Ayuno?

Poner en práctica el Ayuno Intermitente puede llevar a la aparición de ciertos mitos, además de muchas sorpresas respecto de qué alimentos y bebidas rompen el ayuno…

Para muchos, hacer ayuno es simplemente dejar de comer alimentos sólidos, pero la realidad no es tan así… Al menos si tú idea es adquirir los importantes beneficios para la salud que implica el Ayuno Intermitente, es necesario saber un poquito más sobre cómo se rompe el ayuno.

En principio, recuerda que el Ayuno Intermitente es más que una dieta, es una estilo de vida que procura llevar tu salud a otro nivel; una práctica habitual que, siguiendo protocolos adecuados y adaptados a cada persona, tiene efectos muy positivos como retardar el envejecimiento, mejorar la capacidad antiinflamatoria del organismo, disminuir o revertir el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2, prevenir enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer, etc.  

Sin más preámbulos, vamos al tema que nos interesa…

¿Cómo reacciona el cuerpo durante el ayuno?

Hacer ayuno no debería tener ningún tipo de prejuicio si pensamos que es una acto que cada uno de nosotros practicamos diariamente; cada vez que no estamos comiendo, nuestro cuerpo está en periodo de ayuno.

Pero ¿Qué pasa en ese tiempo que no ingerimos alimentos?

Quizás de una forma un poco acotada pero útil a la hora de entender el proceso, podemos describir cómo funciona la maquinaria corporal; considerando las explicaciones del doctor Jason Fung, el cuerpo cuenta con dos estados, uno de alimentación y otro de ayuno.

En el primero, cuando comemos, nuestro cuerpo recibe más energía alimentaria de la que se puede utilizar inmediatamente; es por ello que parte de esa energía se almacena para su posterior uso.

Aquí es cuando aparece la insulina con un rol muy importante, es la encargada de almacenar el exceso de energía; ese almacenamiento puede ser de dos formas:

1. Los carbohidratos se descomponen en unidades individuales de glucosa (azúcar), que pueden unirse en largas cadenas para formar glucógeno, que luego se almacena en el hígado o el músculo.

En esta etapa hay que aclarar que el espacio de almacenamiento para los carbohidratos es muy limitado.

2. Una vez que se alcanza el límite mencionado, el hígado convierte el exceso de glucosa en grasa, creando lo que se denomina lipogénesis de novo ("producción de grasa nueva"); parte de esta grasa nueva se almacena en el hígado, pero la mayor parte se exporta a otros depósitos de grasa del cuerpo, con capacidad casi ilimitada.

Por otro lado, el segundo estado que adopta el cuerpo, cuando no comemos, el proceso es inverso; es decir, la insulina que antes se elevaba, ahora baja sus niveles y eso le indica al cuerpo que es momento de quemar la energía almacenada porque ya no estaría llegando a través de los alimentos.

Es entonces que la glucosa en sangre desciende, por lo que el cuerpo debe extraer la glucosa de lo previamente almacenado, para quemarla y obtener energía; el glucógeno es la fuente de energía más accesible.

 La energía obtenida del glucógeno puede satisfacer gran parte de las necesidades del cuerpo durante 24 a 36 horas aproximadamente, después de eso, el cuerpo va a recurrir a la grasa para obtener energía.

Esa es la manera en la que el ayuno intermitente permite que el cuerpo use la energía almacenada utilizando el exceso de grasa corporal… Interesante ¿no?

¿Qué alimentos y bebidas rompen el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente puede generar beneficios para la salud si se hace correctamente, es por ello que es importante estar bien informados al momento de comenzar a practicarlo.

Coherente con esto, uno de los temas más relevantes es conocer qué es lo que interrumpe el ayuno intermitente, de manera de asegurarnos de realizar una práctica adecuada y con verdaderos resultados positivos para nuestra salud.

Para ser claros en este tema, se considera que todo aquello que estimule la producción de insulina romperá el ayuno.

Entonces,  cada vez que consumimos por ejemplo carbohidratos, la respuesta del cuerpo es producir insulina para sacar de la sangre la glucosa que viene de la digestión de los alimentos, como lo explicamos en el apartado anterior.

Aquí tenemos uno de los factores más importantes que rompen el ayuno: los carbohidratos; sin embargo, hay otro tipo de alimentos que provocan el mismo efecto, algunos de ellos pueden elevar la insulina en menor medida, pero al fin y al cabo, la producen y su consecuencia es que rompen el ayuno, es el caso de las proteínas y las grasas saludables.

En este orden de cosas, los aliados del ayuno intermitente son:

El Agua, natural o con gas; también se le puede agregar pequeñas cantidades de sal para reponer el sodio, por ejemplo sal Céltica o del Himalaya; muy importante para hidratarnos. En este caso no es válido usar endulzantes, ni otros agregados, tampoco se recomiendan las aguas saborizadas o energizantes.

El café, de cualquier origen y de cualquier intensidad, incluso descafeinado; sin endulzantes de cualquier tipo ni agregados de leche, crema, etc.

Té, infusiones y mate, hay variedad de estas infusiones que puedes tomar y al igual que el café, no deben contener endulzantes ni agregados.

Un detalle a considerar es que es recomendable revisar las etiquetas de los productos que consumes, esto se debe a que puedes encontrar cualquiera de las tres bebidas “aliadas” con agregados artificiales, endulzantes, entre otros, factores que, como mencionamos antes, tienen impacto en la producción de insulina y por lo tanto rompen el ayuno.

Mitos sobre alimentos que rompen el ayuno

Como hicimos referencia al comenzar este post, hay quienes creen que con el solo hecho de no ingerir alimentos sólidos, ya están ayunando, pero eso no aplica para el Ayuno Intermitente ya que interfiere en su finalidad.

Es por ello que nos parece útil mencionar algunos de los productos que ingerimos y que no deberían considerarse aliados del Ayuno Intermitente y sus beneficios a la salud.

Uno de los productos más utilizados a la hora de extender las horas de ayuno es el chicle, en cualquiera de sus formas; lamentamos decirte que comer el chicle Si rompe el ayuno, esto es ya que contiene endulzantes.

Igualmente los caldos de verduras, carne, etc., salvo que sea de huesos y bajo una estricta preparación, rompen el ayuno.

Lo mismo aplica para: gelatinas, semillas (chía, linaza, etc), fibra, miel y endulzantes, suplementos con proteínas, jugos, entre otros.

Si bien es cierto que puede ser desalentador enterarse de esto, ya que muchos de esos productos sirven para mantener la adherencia al ayuno, pero, es importante que al tomar la decisión de poner en práctica el Ayuno Intermitente, elijas hacerlo bien y realmente obtener los resultados que te motivan a realizarlo.

Ten siempre presente que no se trata de sufrir, tienes que encontrar el tipo de ayuno intermitente que cumpla con tu propósito de verte y sentirte cada vez mejor, con una práctica que puedas adoptar de manera habitual.