Ayuno Intermitente vs Arrugas

autofagia ayuno intermitente calidad de vida
Ayuno Intermitente vs Arrugas

A todos nos pasan los años y los signos de la edad en la piel aparecen cuando menos lo pensamos… Ese es el momento donde nos gastamos una fortuna en cremas y tratamientos de todo tipo, que seguramente ayudan, pero hay que dar con el indicado….

¿Qué pasaría si nuestro cambio comienza desde el interior, cuidando nuestros hábitos alimenticios? Quizás puede ser una buena opción… 

Veamos cuál es el impacto de las prácticas de ayuno intermitente en la piel…

¿Cuándo y por qué aparecen las arrugas? 

No necesariamente tenemos que tener 40 o 50 años para empezar a ver las arrugas en nuestro rostro, ya a los 25 años se hacen presentes las primeras arruguitas, y de ahí en más, poco a poquito, seguirán apareciendo…

Sin embargo, es bueno saber que las arrugas no aparecen al mismo tiempo para todos, va a depender de varios factores, tanto internos como externos, a los que la piel está expuesta.

Por ejemplo, las arrugas son más prominentes en una piel expuesta al sol o en la piel de las personas que fuman, debido al efecto adverso de los rayos UV y de la nicotina en el colágeno y la elastina, que terminan afectando la firmeza y elasticidad cutáneas.

Igualmente, a medida que envejecemos, se reduce la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, sustancias encargadas de mantener una piel firme y lisa.

También se habla de inflamm-aging o envejecimiento por inflamación, que según palabras de Inmaculada Canterla, directora de Cosmeceutical Center, farmacéutica y especialista en medicina antiaging, se explica ya que “con el paso de los años, el sistema inmune se debilita y el organismo pierde la capacidad de controlar la respuesta inflamatoria, factor determinante en la defensa ante una lesión. En el caso de la piel, esto provoca la degradación de las fibras de colágeno y elastina y de la matriz extracelular, dañando la estructura de la epidermis y provocando arrugas y envejecimiento”.  

En adición a lo mencionado, investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) y del Centro Nacional de Análisis Genómica (CNAG-CRG), descubren, según su publicación en el año 2018, que una de las razones por la cual la piel envejece es debido a que las células pierden su identidad, se olvidan de su función y con ello la capacidad para producir y secretar colágenos y otras proteínas.

Según Salvador Aznar Benitah, líder de esa investigación, “a medida que envejecemos, la dermis pierde la capacidad de mantener la producción de colágenos y, en consecuencia, su capacidad de reparar heridas queda muy mermada”.

Con lo dicho hasta aquí notamos la importancia del cuidado de nuestra piel tanto interna como externamente, y más con el paso de los años.

Efectos del Ayuno Intermitente en la Piel

Ya hemos hablado de los importantes beneficios del ayuno intermitente y de su impacto en la salud de las personas contribuyendo de manera significativa en su calidad de vida y por ende en un envejecimiento menos asociado a las enfermedades producto de la edad.

En lo que respecta al tema que estamos tratando, vale aclarar que no se han realizado suficientes estudios que pongan en evidencia los efectos del ayuno intermitente en la piel, y especialmente en lo que respecta a las arrugas.

No obstante, vamos a exponer algunos de los resultados de practicar ayuno intermitente que impactan positivamente para tener una piel libre no solo de arrugas sino también de otras afecciones como el acné, piel seca o grasa, etc.

Con el ayuno, la idea es sumar un cambio desde el interior que puede verse en tu piel, el ayuno y tu alimentación podrán actuar de forma integral para la obtención de una piel bonita y resplandeciente.

Una de las primeras reacciones positivas te lo da el ayunar por unas 16 horas; ello permite que el cuerpo realice lo que se llama la autofagia, un mecanismo de limpieza celular por el que las células se auto limpian y generan energía alimentándose de sus propios desechos y toxinas.

Si pensamos que la piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo, la cantidad de células que necesita para mantenerse y regenerarse son muchísimas, por lo que depende de la rápida proliferación de sus células.

Es por ello que la autofagia será clave para contrarrestar el envejecimiento celular y su impacto en la calidad de tu piel, además de ser una buena reguladora de células senescentes, es decir esas células viejas que ya no sirven pero que se mantienen en el cuerpo ocupando el lugar que podría tener una célula nueva.

Coherente con ese proceso, el ayuno intermitente te permite lidiar con el estrés oxidativo y por lo tanto contribuye a una menor aparición y permanencia de células senescentes, esto implica una mejor calidad de los vasos sanguíneos y tejidos que, estando más nutridos e hidratados, serán menos propensos a acumular bacterias y por ende se podrá prevenir afecciones de piel como el acné, una condición que dejo ser propia de la adolescencia.

Asimismo, el ayuno colabora en la producción de VEGF, importante para generar nuevos vasos sanguíneos que contribuyen a un mejor funcionamiento de la piel, permitiendo que lleguen más nutrientes y se eliminen más rápido las toxinas. 

Sumado a ello, otro de los efectos reconocidos de practicar ayuno intermitente es su capacidad de regular los niveles de glucosa en sangre, un resultado con grandes beneficios para la salud en general y más aún si se trata de personas con pre diabetes o diabetes tipo 2. 

Es ese mismo efecto, el que será de gran importancia para el cuidado de tu piel, ya que si los niveles de azúcar en sangre son muy elevados, puede originar piel seca e incluso afectar el colágeno. 

El rol del colágeno para una piel bonita y radiante es crucial, y aunque el colágeno es una proteína que necesita de azúcar para funcionar, el exceso de ella puede ser perjudicial ya que causa lo que se conoce como glicación. 

La glicación es perjudicial en la medida en que produce una disminución en la oxigenación de los tejidos y una disminución de la llegada de nutrientes esenciales para una piel sana, por lo que es motivo suficiente para generar arrugas, producto del envejecimiento prematuro y otras enfermedades conocidas como la diabetes.

Y no podemos dejar de mencionar la importancia del ayuno intermitente frente a la inflamación y su rol para mantener y regenerar los telómeros, relevantes para la división celular (a mayor cantidad de telómeros, más jóvenes genéticamente somos).

Por otro lado, el ayuno intermitente, mientras este adaptado a la persona que lo practica, puede contribuir al balance hormonal, que en caso de no estar en equilibrio, puede generar envejecimiento acelerado. Se ha demostrado la pérdida del 1,5% de elasticidad cada año de déficit hormonal, y del 1,1% del grosor, y el 2,1% del colágeno también por año. (fuente)

Por ultimo no podemos olvidar el impacto del ayuno intermitente en el aumento de la hormona de crecimiento, que va a renovar los tejidos del cuerpo más rápido; lo mismo sucede con la producción de células madre (que sucede después de las 20 horas de ayuno), de gran importancia para esa renovación de tejidos.

Aquí pensemos que hay personas que se inyectan células madres para mejorar el aspecto de su piel, cuando en realidad las pueden producir naturalmente.

Igualmente y para finalizar es importante recordar que no debes de perder de vista tu alimentación en las horas de ingesta, el ayuno es muy bueno en muchos aspectos, pero si en las ventanas de ingesta comes productos no saludables en exceso, los resultados no serán los que esperas. 

Y no olvides tomar agua, hidratarse correctamente es fundamental para una piel hermosa y en tu práctica de ayuno intermitente, también será vital.