Ayuno Intermitente, un Excelente Aliado Contra el Envejecimiento

ayuno intermitente calidad de vida envejecimiento longevidad
Ayuno Intermitente, un Excelente Aliado Contra el Envejecimiento

Quizás hayas escuchado que el Ayuno Intermitente es una poderosa herramienta que te “regala años”, una frase atractiva para muchos, pero ¿Qué tan cierto es eso?

Con el paso de los años y el aumento de la esperanza de vida, el abordaje del envejecimiento cada vez adquiere más relevancia, al punto de que aparecen nuevos interesados en el estudio e investigación del tema.

Es así que, además de los actores tradicionales como laboratorios, farmacéuticas, institutos y universidades, surgen nuevas empresas, inversionistas y múltiples foros abocados a lo que podría llamarse la industria de la longevidad.

Algunos ejemplos son la empresa California Life Company, el Longevity World Forum de España, el Longevity Leaders Conference en Inglaterra, etc.

Así las cosas, un indicio de la importancia que puede tener el ayuno para la longevidad, lo observamos en el avance de investigaciones respecto a los efectos de la práctica del ayuno intermitente como son la autofagia, las reacciones de la hormona del crecimiento, la prevención de enfermedades, etc., y su impacto en la salud.

En coherencia con lo mencionado, en este post vamos a descubrir un poco más sobre los beneficios del Ayuno Intermitente como “fuente de juventud”, así cada quien puede responder al interrogante con el que comenzamos este artículo…

¿Cuáles son los signos del envejecimiento en el cuerpo?

No es novedad que, a medida que pasan los años, nuestro cuerpo empieza a manifestar cambios producto de la edad y del estilo de vida que llevamos; un poco antes o un poco después, los efectos de las alteraciones en los ritmos biológicos se hacen sentir.

Entre las principales causas de la alteración del reloj biológico está el impacto en los ciclos circadianos, es decir, en los responsables de los periodos de vigilia y de sueño, de regular los procesos fisiológicos como la liberación de hormonas, la temperatura corporal, la presión arterial, el comportamiento alimentario y el crecimiento normal de las células.

El investigador Rudolf M. Buijs y su equipo de trabajo ante la pregunta ¿Qué pasa si el reloj biológico se altera?, revelaron que “condiciones como trabajar en turnos nocturnos, el jet lag, la deprivación del sueño o simplemente comer en el momento equivocado del día, puede tener efectos nocivos sobre la salud. Estas alteraciones, también conocidas como desincronización circadiana, están asociadas a enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión arterial”. (fuente)

Con ello queremos hacer foco en el hecho de que una falla en el reloj biológico, por más mínima que sea, impacta en la producción de hormonas y sólo con eso se producen desajustes en todo el cuerpo…

Por otro lado, un dato importante señala que la esperanza de vida ha aumentado más de 30 años en el último siglo, por lo que esos años extras que podemos vivir en relación a nuestros antepasados, exigen tomar medidas ante el “deterioro ligado al envejecimiento, que es la base sobre la que descansan el resto de enfermedades que, como las metabólicas, cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer, entre otras, empeoran la calidad de vida”.

Lo expuesto hasta aquí, es solo una pequeña muestra de cómo los años atentan contra el cuerpo y nos invita a reflexionar sobre las herramientas que disponemos para contrarrestar el daño y/o prevenir sus efectos adversos.

¿Cuál es el rol del Ayuno Intermitente frente al envejecimiento?

Una primera idea nos lleva a pensar cuán beneficioso puede ser  REASIGNAR la energía que ocupamos en el proceso digestivo, que con el ayuno No necesitamos hacer, a otros procesos de renovación que el cuerpo realmente necesite…

De esta manera, si nos adentramos en los beneficios del Ayuno intermitente, hay varios motivos, muchos de ellos comprobados científicamente y otros aún en investigación, por los que es recomendado para mejorar la calidad de vida y salud de las personas.

La práctica del Ayuno intermitente con un protocolo adecuado, produce efectos positivos en tu salud:  

1. Aumento de la Hormona del Crecimiento, responsable de acelerar el proceso de creación y renovación de tejidos en todo el cuerpo;

2. Mejora sensibilidad a la Insulina, evitando la resistencia a la insulina y enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, síndrome de ovario poliquístico (SOP), enfermedad cardiovascular y otras afecciones metabólicas, igualmente permite mejorar los indicadores de la inflamación sistémica del cuerpo y con ello previene enfermedades autoinmunes como artritis, enfermedades reumáticas, etc.

3. Autofagia, clave del reciclaje celular con importantes efectos en la prevención de enfermedades relacionadas con el avance de la edad. Más detalles en nuestro post AQUÍ.

4. Mejoras a nivel cerebral, gracias al estado fisiológico de cetosis que mejora la actividad conectiva de las neuronas; además, gracias a la autofagia, deshace placas de beta-amiloide, previniendo enfermedades neurológicas como Alzheimer o demencia.

5. Control y disminución de factores de riesgo cardíacos, el ayuno diario alterno da como resultado: LDL (colesterol malo) reducido, triglicéridos reducidos y HDL (colesterol bueno) preservado.

6. Grandes beneficios ante varias enfermedades, es un medio de prevención de enfermedades autoinmunes como ELA, una estrategia prometedora para mejorar la eficacia y la tolerabilidad de la quimioterapia, podría prevenir o revertir los signos de inmunosenescencia (envejecimiento del sistema inmune), etc.

Esta pequeña lista revela solo algunos de los efectos beneficiosos del ayuno intermitente en tu cuerpo; el compromiso y la aplicación de un sistema personalizado serán las claves para logar resultados mayores…

Una última reflexión nos lleva a pensar que el aumento de la expectativa de vida hoy no se discute, sin embargo, vivir más no siempre va de la mano con una vida sana; es por eso que ya no sólo debemos concentrarnos en vivir más, sino en aumentar la expectativa de salud, evitando los síntomas “clásicos de la vejez” y disfrutando una vida plena hasta el último de respiro.